Variabilidad interanual de la precipitación en la Pradera Pampeana y su relación con algunos índices de circulación atmosférica

 

Autores
Scian, Beatriz Viviana
Tipo de recurso
tesis doctoral
Estado
Versión publicada
Año de publicación
1999
País
Argentina
Institución
Universidad Nacional de Buenos Aires. Facultad de Ciencias Exactas y Naturales
Repositorio
Biblioteca Digital (UBA-FCEN)
Descripción
En este trabajo de investigación se amplian los conocimientos de las relaciones entre los incrementos o deficiencias de las lluvias observadas en la pradera pampeana y las anomalías en la circulación de la atmósfera a través de algunos índices hemisféricos, en particular, el indice de Oscilación del Sur (SOI) y las anomalías de la temperatura superficial del mar en el Pacífico ecuatorial (SST3). Los datos utilizados son las lluvias mensuales de más de 40 localidades de la llanura pampeana con una longitud de registros desde comienzos de siglo hasta al menos la década del ‘80. Se hace una comparación de indices hídricos que acordes a la finalidades de sus concepciones: agronómica, climática, hidrológica, están mejor detallados en algunos rangos de valores extremos, que en otros. A fin de estudiar dichos extremos, sobre todo las sequías, se hace evidente los beneficios del Indice de Precipitación Estandarizada y normalizada, IPE, a escala mensual. Demuestra ser un buen indicador de sequías y episodios húmedos en la región, no sólo por su escala temporal variable sino por su mejor definición en rangos de bajos porcentajes de frecuencia. Empleando métodos estadísticos de clusters se circunscribe la zona de estudio a tres subregiones de la pampa central de Argentina: Sudoeste, Norte y Este, respectivamente. Los coeficientes de correlación del IPE para los meses estivales (Nov-Dic-Ene) con el SOI mensual muestran valores significativos al nivel del 5%, desde Junio a Agosto alcanzando un valor de -0.56 entre el SOI de Agosto y el IPE de Diciembre. El signo indica que una alteración en la posición del Anticiclón del Pacífico, que origina SOI negativos/positivos, produciría anomalías positivas/negativas en la precipitación de los meses de Noviembre y Diciembre cuando esta fase negativa/positiva del SOI se anticipa a partir del mes de Junio. Las correlaciones entre el IPE mensual y la serie de temperatura superficial del mar en la región Niño3 (SST3). a partir de 1949, son positivas y con valores máximos en las regiones Este y Norte; observándose valores de los coeficientes de hasta 0.58 entre la SST3 de Julio con el IPE de Diciembre y la SST3 de Octubre con el IPE de Noviembre, respectivamente. En la región Sudoeste sólo alcanza el 0.38 entre la SST3 de Octubre con el IPE de Noviembre. Este resultado sugeriría una mayor influencia del SOI que la SST3 sobre las lluvias en el sudoeste pampeano. Las anomalías de la precipitación para los episodios cálidos o fríos definidos por Ropelewski y Halpert (1996) tienen sus extremos al fin de la primavera y comienzos del verano. Los desfasajes en el comportamiento de las dos curvas se producen entre Noviembre y Diciembre, este último es el mes extremo húmedo. Existe un segundo pico, más débil entre 4 a 7 meses más tarde. Se analizan las anomalías del IPE mensual con las cinco fases del SOI establecidas por Stone y Auliciems (1992). En general, resulta en la región de estudio que la fase 2 y la fase 4 están asociadas a corrimientos negativos en la precipitación mediana, deficiencias de lluvia. Por otra parte, las fase 1 y 3 coinciden en relacionarse con desplazamientos positivos de las medianas de lluvia. Sin embargo, pueden darse situaciones con perturbaciones dentro de un ciclo positivo o negativo del SOI que verifican lo opuesto. De la inspección de los corrimientos medianos para la primera mitad del período de estudio, 1900-1940, y para la segunda, 1941-1988, se nota en toda la región la influencia positiva del mes de Marzo en fase 4 durante el último período pero no se encuentra notorio aumento (como era de esperar por las tendencias positivas de la lluvia en las últimas décadas) en los meses estivales, ni en fase 1 ni en fase 3. con respecto al primer período. Se obtuvieron buenos resultados al analizar los corrimientos significativos en las medianas de la precipitación de los meses de Noviembre y Diciembre ya que pueden anticiparse a partir de las condiciones del SOI (fases) desde el mes de Julio. Se considera a Agosto como el mejor mes predictor, con cuatro fases significativas, ya que las fases 1 y 3 del SOI provocarian anomalías positivas y fases 2 y 4 anomalías negativas para el mes de Diciembre, en la región Sudoeste.
Idioma
español
OAI Identifier
snrd:Tesis_3215_Scian
Enlace del recurso
http://digital.bl.fcen.uba.ar/gsdl-282/cgi-bin/library.cgi?a=d&c=tesis&d=Tesis_3215_Scian
Nivel de acceso
Acceso abierto
Materia
PRECIPITATION ANOMALIES
SOI
SST3
STANDARIZED PRECIPITATION INDEX
CLUSTERS
CORRELATIONS
WARM EVENT
COLD EVENT
SOI PHASES
PAMPEAN PRAIRIE
ANOMALIAS DE PRECIPITACION
SOI
SST3
INDICE DE PRECIPITACION ESTANDARIZADO
CLUSTERS
CORRELACIONES
EPISODIO CALIDO
EPISODIO FRIO
FASES DEL SOI
PRADERA PAMPEANA